Twitter se suma a la moda de Snapchat y añade stickers a las fotos

Con la intención de atraer usuarios, Twitter ha añadido stickers a las fotos en un movimiento idéntico al de Snapchat.

Twitter sigue con su búsqueda de nuevas características que pueda mitigar la fuga de usuarios y, al mismo tiempo, atraer a ese grueso de los usuarios a la plataforma. Pese a los cambios que ha sufrido Twitter en los últimos meses, la compañía cree que sumar a la red social contenidos heredados de otros servicios puede ser un cambio positivo a largo plazo, o al menos, una forma de llamar la atención de los desencantados.

De esta forma, Twitter ha anunciado que empezará a añadir stickers a la red social que podrá ser añadidos a las fotos que subamos al servicio con una mecánica idéntica a la de… Snapchat. Exacto. El método para añadir stickers a Twitter es un calco del servicio de mensajería efímera, y tanto la forma de interactuar con ellos como en el método para añadirle a Twitter ya está levantando polémica sobre la línea hacia la que quieren adaptar el servicio.

De momento los stickers parte de los emojis clásicos, aunque añaden una capa de personalización de Twitter. Y al igual que en Snapchat, se pueden añadir varias veces, en cualquier punto de la foto, y en cualquier tamaño.

Hipertextual

Twitter quiere ser el rey de los vídeos

Deportes, noticias, música… Cualquier tipo de contenido tiene cabida en Twitter. Pero no de cualquier manera. El vídeo es el formato estrella y más con su capacidad de convertir en viral cualquier anécdota. Tal es la importancia de este tipo de contenido que la red de microblogging ha decido hacer un regalo muy especial a sus usuarios: ya pueden compartir vídeos de hasta 140 segundos.

Está claro que Twitter se encuentra en plena revolución. Salir de los números rojos requiere dar pasos nuevos en una novedosa y esperanzadora dirección. Si hace poco sorprendía con su nueva política sobre los 140 caracteres, esta vez la compañía ha decidido apostar más por el contenido audiovisual. Un movimiento que tiene mucho que ver con la compra, este lunes, de la star-up Magic Pony. Pero también con los movimientos de la competencia: Snapchat e Instagram.

Snapchat, la aplicación efímera que podría haber superado a Twitter en número de usuarios, ha conseguido imponerse frente a la competencia gracias a su posibilidad, entre otras, de compartir vídeos. Por otro lado se encuentra Instagram, que desde hace poco permite subir vídeos de hasta un minuto.

«El vídeo se está convirtiendo en algo cada vez más importante para las conversaciones en tiempo real que suceden en Twitter», asegura Jeremy Rishel en el blog de la compañía. Y es que los tuits con vídeo se han incrementado en más de un 50% desde principios de año.

¡Ahora todo el mundo puede subir vídeos de 140 segundos!